12.02.2010

Cancionero

Así como Pedro, encuentro historias no contadas detrás de las letras de otros, no en los Libros, como él, sino en la canciones, esa notas que llegan hasta mis oídos me cuentan historias que no son las mismas de las canciones, aunque no están del todo desconectadas. Son esos personajes que se asoman por las rendijas de las notas, de los acordes, esos que se escaparon a la historia principal; no es Daniela quien acude a mi, son las personas que a Daniela han sufrido, que se han perdido en una de sus tantas puertas, son las personas que esperan en una de las sietes puertas de esa casa en el mar, es el hermano que escucha como sufre de nostalgía su amigo, esos son los personajes que vienen a mis oídos pidiendo, melodicamente, que cuente sus historias, esas que no encontraron Pedro, Joaquín o Enrique.
No es mi historia personal de la que escribo, porque esa no la termino de comprender, mucho menos de aceptar, esa historia, mi historia, pedirá a otros que la cuenta cuando yo ya no esté aquí para reprimirla; no, no es mi vida, ni mi dolor, ni son mis deseos de saltar por la corniza, de dormir para siempre, no, esa historia se queda conmigo y me la cuento cada noche esperando que me convenza de lo contrario.

12.01.2010

Ensueño

Martina abre los ojos y mira por su ventana, el cielo pinta azulado, aún no hay sol. Se levanta de la cama despacio, como meditando cada movimiento. Siente el deseo de volar, una vez más. Sube, descalza, las escaleras de metal en forma de caracol que llevan a la azotea. Desde ahí puede ver toda la ciudad, grande, enorme, que se come el mundo, ve como empieza a despertar poco a poco. Hace frío, su piel se enchina y un helado sentimiendo entra por sus pies y le congela todo el cuerpo. Piensa en su madre, esa desconocida que la ama a pesar de la distancia que hay entre ellas, piensa en su hermanita que es como su hija, sólo porque a la pequeña se le ha antojado adoptarla como madre. Piensa en Melina, su gata blanca, que aún duerme sobre su cama. Es en ella en quien más piensa. ¿Quién se va a encargar de Melina cuando ella ya no este? No habrá nadie que la alimente como sólo ella sabe hacerlo, ni quien le cepille el cabello, seguro que cuando Martina ya no esté, Melina se dedicará a vagar por la ciudad, perdida, sin rumbo, justo como Martina se siente ahora. Simplemente nada tiene sentido. El frío la hace querer estar en un lugar cálido, lejos de ahí, pero al mismo tiempo la termina por desperta, le da claridad a sus sentidos; puede, por fin después de mucho tiempo, ver la belleza de lo que le rodea, tenía mucho que no se daba el tiempo de ver un amanecer, tenía mucho que no sentía ese frío matinal que tanto le gustaba, tenía mucho tiempo que no sentía nada. Esos pensamientos le hacen sentir cálido su cuerpo, su interior, sus adentros. Martina no tiene miedo, ha comprendido su desición, y ahora ya no se siente más culpable; sus pies, entumidos ya, apenas pueden dar los pasos que la separan del infinito, tal vez ellos se nieguen a despedirse del preciado suelo que tanto tiempo han pisado, pero Martina ha tomado una desición, lo acepten o no sus pies, sus brazos, sus ojos o cualquier parte de su cuerpo. Sube despacio a la corniza, mira por última vez la ciudad y sonrié, ama la ciudad, ama a su gata, ama a su hermanita-hija y sobre todo ama a su madre. Está lista, cierra los ojos, extiende los brazos y disfruta del fugaz vuelo.

11.09.2010

¿Por qué no morimos de pena?

Esta noche lamento no estar contigo,
lamento no saber de ti,
lamento no escucharte,
lamento no haberte visto nunca a los ojos,
lamento haberte conocido
lamento haberte amado desde la primera noche,
lamento haber escuchado tus dulces palabras,
tu hermosa voz, tu respiración profunda.
Lamento haber leído cada una de tus líneas
que me hicieron pensar que también me amabas
Lamento estar escribiendo estos lamentos,
lamento que no me ames,
lamento no sentir tus grandes brazos rodeandome,
lamento no poder sentir tu respiración en mi cuello
ni escuchar tu voz deliciosa
diciéndome al oído: "ven a la cama".
Lamento no poder mandarte al carajo
y que tu recuerdo me asalte a cada canción
o cada rostro.
Lamento no ser el amor de tu vida
pero lamento aún más que tu seas el de la mía.
Lamento comparar a cada hombre contigo
y que todos salgan perdiendo.
Lamento pensarte cuando sé que tu no me piensas.
Lamento no tener el valor de mantenerte fuera de mi vida.
Lamento no poder decir "Si" sin pensar que es a ti.
Lamento no estar en tu futuro, ni ser tu felicidad.
Lamento detener mi vida esperando
que te decidas a entrar en ella.
Lamento muchas cosas más...
Y de todo,
lo que más lamento es,
que realmente,
nada lamento.

10.16.2010

Maruca




Maruca mira por la ventana del cuartucho que comparte con otras nueve niñas, hace más de una año que la trajeron aquí; cuándo su madre se fue con el vago que abuso de ella. El cambio no le disgusto mucho, solo le incomoda el hecho de no poder salir a su antojo, porque aunque no salía mucho cuando estaba en su casa, en el orfanato no puede ni asomar la cara y eso le hace sentir en una prisión.

Durante las noches sueña que es una de esas mujeres que salen en las películas y que tienen mucho dinero, que pueden hacer lo que quieran sin que nadie les diga nada y que nadie las puede tocar. Pero sabe que es un sueño cuando siente las manos del velador que la recorren con lujuria y desesperación y que la estrujan. Porque aunque Maruca está llena de suciedad, como todas las niñas del orfanato, no se puede negar su gran belleza, algo inusual, pero llamativa; con sus grandes ojos negros, su pelo largo y lacio, su esbeltez que resalta las formas femeninas que comienzan a delinear su figura.

Pasan los meses y Maruca solo sueña. Sin embargo se llega el momento en el que decide saltar las miserables paredes del orfanato e irse, más por aburrimiento que por otra cosa. No sabe que hacer en las calles de la gran ciudad, pero realmente no le importa mucho. Camina, camina horas sin rumbo fijo. Al anochecer el frío y el hambre la hacen arrepentirse de su decisión pero esta demasiado lejos del orfanato, además regresar no es una opción, seguro que después de  fugarse así, si regresara le darían una tremenda paliza. Cuando el cansancio la comienza a vencer, busca alguna tienducha cerrada que le dé espacio disponible para sentarse y recargar la cabeza en la pared para poder dormitar.

“El George”, mira una y otra vez las fotos que ha tomado esa tarde, la chica que aparece en ellas es linda, no lo puede negar, pero no tiene encanto, además ha sido la misma de las últimas tres sesiones y seguro que ya nadie comprara un producto tan “quemado”. Decepcionado sale a dar una vuelta por la colonia, la zona no le gusta nada, pero desde que llego a la capital, años atrás, no tuvo más remedio que quedarse ahí, y así será hasta que no pueda hacer algo más de calidad, algo que no tenga que ver con el medio de la pornografía.

La noche es fría, ha llovido en días pasados y eso ha dejado una humedad que hace que el frío “cale hasta los huesos”, en eso piensa El George, cuando se tropieza con algo en el piso; bastante molesto voltea para ver que lo tiró, y para su sorpresa lo que ven sus ojos es una hermosura debajo de kilos de mugre. Una nena de doce años, con la faldita sucia y rota, que deja ver sus linda piernas, y un lindo busto debajo del suéter deshilachado.

Maruca esta enamorada, un ángel ha venido para sacarla del basurero dónde está, es justo como el muchacho de la película que vieron en el orfanato, solo que más bajito y flaquito, pero igualito de cara.

-Hay perdóname nena, no te quería lastimar, ¿Estas bien?, ¿Cómo te llamas?. ¿Dónde vives?¿Ya cenaste algo?                                     

Maruca lo mira con rostro de curiosidad y por fin después de un rato atina a decir:

-Me llamo Maruca, y no tengo dónde vivir, no he cenado y tengo hambre así que no estoy bien.

Ambos sonríen  y El George decide llevarla a cenar algo.  Entran en una cafetería mugrosa como todo lo demás en esa zona de la ciudad, pero esta bien, así no se dan a notar, bien parecerían un padre y su hija, de no ser porque El George no se ve tan grande como para tener hija de esa edad.

Mientras Maruca devora cuanto le ponen enfrente El George le cuenta que se dedica a tomar fotos a “estrellas famosas” y que a veces participa en películas, claro que  omite el detalle de que es pornografía. Por otro lado Maruca le cuenta de su vida en el orfanato, de como llegó ahí gracias a su madre que prefirió a su esposo que a ella.

Mientras Maruca cuenta su historia, El George no puede evitar pensar que la niña es muy linda, ni siquiera parece de su edad, pareciera dos o tres años más grande y no puede evitar imaginarla en su “estudio” posando para él. Eso sería un buen negocio seguro que con ella sacaría mucho dinero. De pronto se da cuenta de los pensamientos y se arrepiente, pero la espina a quedado en el pensamiento del muchacho. Por su lado Maruca sueña en que aquel hombre es su salvador y que puede hacerla famosa, se imagina llena de lujos y con vestidos hermosos como los de las muñecas de las tiendas de ropa.

-Oye, y ¿tienes dónde dormir?
-Si tuviera donde dormir no me hubieras encontrado durmiendo en el piso.
-¡Ah sí! Que tonto. Oye y...
-Si, me encantaría.
-Cómo sabes que te iba a pedir.
-Porque se ve que eres buena persona y no me vas a dejar que me quede a dormir en esa banqueta mugrosa, ¿O si? ¿Para dónde esta tu casa?

 Los días pasan sin que El George pueda sacar de su cabeza la idea de utilizarla para sus negocios, pero cada que se le ocurre se siente culpable.

Maruca esta entretenida con la televisión mientras El George toma una siesta, hay algo que no lo ha dejado dormir bien. Unos fuertes porrazos en la puerta hacen que Maruca brinque por la sorpresa y que El George despierte de golpe. Quien esta a lo otro lado de la puerta no espera a que le habrán y de un solo empujón la puerta cede. Un par de hombres de cara ruda y con aire peligroso entran, gritando y maldiciendo.

-¿Dónde estas cabrón?, ¡Hijo de tu puta madre!, Sal de una vez que te partimos tu pinche jeta si no sales.
-Espérate wey, que chigados te traes, porque entras así en mi casa.
-Mira pendejo, no te pases de la raya, hace más de una semana que te
estamos esperando con el trabajo, ya te pagamos y ni jale ni lana. No nos quieras ver la cara de pendejos, porque vamos a acabar mal.
-Es que no he conseguido modelo wey, están bien escasas, porque tu quieres algo de
calidad y ni modo que te pase a las putas de siempre.
-A mi me vale madres o me entregas el trabajo o te mueres cabrón, mira que me
estas haciendo quedar mal, y sabes lo que eso me encabrona.
-Mira pinche George como eres mentiroso cabrón, y esta dulzura quien es, pero si ve de primera y se ve que esta nuevecita, nada más porque es trabajo cabrón si no me la cogía ahorita mismo, ¡Pero si esta de campeonato!.
-No la chingues pero si es una niña y es mi prima, ¿cómo voy a hacer eso?.
-Pues agradece que no es tu hermana cabrón, porque ahí si que iba a estar feo el asunto.
-No mames, dame una semana más y te consigo unas buenas viejas.
-Mira cabrón, tienes una semana, pero si no es con esta, me tienes que conseguir algo mejor y eso si va a estar cabrón.
-Ya oíste putito. Adiós mamacita.

Han pasado dos días desde que le fueron a poner un ultimátum y El George esta muy nervioso, porque no ha conseguido alguien mejor que Maruca para posar en sus fotos, y el problema es que en el fondo no quiere encontrar a alguien mejor, quiere que sea ella.

Después de pensarlo toda la tarde decide hacerlo, necesita a Maruca.

-Oye mi Maruquita, tu me dijiste que querías ser actriz ¿verdad? Y si te dijera que yo te puedo ayudar a serlo
-¿De veras mi George?, yo pensé que jamás me ibas a decir eso.
-Pues es como te veía muy chamaca pues no sabía si ibas a querer o no.
-Pues claro que si, tu dime que tengo que hacer y yo mira que sin preguntar lo hago.
-Pues, mira, esa es la cosa, que a lo mejor no te vaya a gustar, porque necesito que hagas algunas cosas enfrente de mi cámara.
-¡Ah! ¿Entonces quieres que me ponga como las chavas de las fotos que tienes en el cajón del mueblecito que esta a un lado de tu cama?
-Bueno, pues, este, pues si, ya sabes, para tomarte fotos y que todos vean que eres bien aventada.
-Pero me va a dar pena, las muchachas de las fotos están bien bonitas, tiene unas chichotas y pus yo no tengo nada mira, estoy plana.
-Por eso no te preocupes, bájate la blusa, ahorita te arreglo y veras como quedas te vas a ver mejor que esas... chavas; si tu eres bien bonita. Mira no te preocupes que yo haré todo, tu nada más te vas a quedar tranquilita y si te pones nerviosa  o te da miedo me dices y le paramos, ¿Sale?
-Bueno, gracias mi George, como no fuiste tu mi padrastro.

Las últimas palabras de Maruca han dejado una rara sensación en el pecho del George, algo que no lo deja tranquilo mientras hace los arreglos para la sesión. Por más que piensa no sabe que es eso que siente, jamás en su vida ha tenido esa sensación como de calor y escalofrío al mismo tiempo que recorren su “espinazo”.

Todo esta listo, el escenario, las luces, la cámara y George solo espera a que Maruca salga del baño, con la ropa y las pinturas que le dio, para empezar. Cuando la ve se queda boquiabierto.

-¿Te gusta como me puse George? La ropa que me diste esta bien bonita, si hasta parezco estrella de cine, ¿Verdad?

El George no puede creer que es una niña a quien está viendo, con esa ropa de encajes, esa linda tanga roja y eso tacones, se ve hermosa, con un aire de puta, pero con cara de inocencia. Maruca se acerca al muchacho y le acaricia la cara. El no sabe que hacer, lo ha hecho muchas veces, pero esta vez esta paralizado, además es la primera vez que fotografía a una mujer tan joven, porque Maruca ya no es una niña, al menos no vestida así.

-Ven Maruquita, quiero que te acuestes en la cama; mira de lo que se trata es de que te pongas de diferentes maneras, pero cada vez con menos ropa.
-Bueno, pero tu me vas diciendo como, ¿si?
-Así boca abajo; nada mas levanta tus pompitas un poquito. Muy bien.
-¿De veras no me veo fea George? ¿Así o más arriba?
-Así estas de maravilla, una más en esta pose y cambiamos.
-Oye y esos viejos feos que vinieron el otro día van a ver mis fotos, porque me da mucha pena.
-No mi Maruquita como crees, solo la van a ver los que hacen las películas.

El George tiene que mentir, aunque le duele hacerlo.
Ha sido una sesión larga. Le ha  pedido a Maruca cuanta posición se le ha ocurrido: con ropa, sin ropa, en al cama, en el sillón, con las manos acá, allá, tocándose. Tantas fotos que con las ganancias vivirían bien durante un mes completito. Pero no nada más lo ha hecho por el dinero, lo ha hecho porque no quería que aquello terminara. Un dulce calor recorre su cuerpo y el conocido hormigueo en el vientre bajo le dice que la desea porque han pasado el limite, necesita tenerla.

Despacio deja su equipo a un lado y se acerca a la cama donde yace Maruca boca arriba con las piernas abiertas y las manos en el pubis aún sin vellos. Se quita la camisa y comienza a besarle el pie, Maruca salta por las cosquillas pero él insiste. Cuando le da el primer beso en la boca logra entender que es lo que siente en su interior, que es esa sensación en su pecho, eso que le recorre la espina dorsal, y se olvida de la moral, de lo bueno y lo malo, solo esta con Maruca, con su Maruca haciendo el amor. La trata con delicadeza, con cariño, la acaricia, y lo hace lento, no quiere lastimarla, quiere que ella lo recuerde bonito, ¡su primera vez con el George!.

El George mira al techo de su cuarto, Maruca duerme en sus brazos, al principio le ha costado un poco de trabajo, pero después ha podido hacerlo sin causarle tanto dolor. Pero esta preocupado, sabe que van a venir por el trabajo y no quiere entregarlo, lo que esa tarde ha pasado entre ellos dos, es solo cosa de ellos, nadie más tiene que verlo, porque además esa mujer, porque ahora es mujer, es su mujer y no quiere que nadie mas la vea.

Se ha cumplido el plazo de la semana y El George solo da vueltas de un lado a otro de la casa, esta de mal humor y bastante preocupado, no sabe que hacer, no tiene el dinero y no tiene el trabajo, quizás algunas fotos que guarda para emergencias le sirvan, pero eso va a ser muy difícil. Por su lado Maruca juega con una muñeca que George le dio como regalo después de que ella le entregara lo más valioso que tenía: Su confianza.

Como una semana antes, unos golpes fuertes se oyen en la puerta, pero esta vez no es necesario el empujón, pues El George se apresura a abrirla, no sin antes pedirle a Maruca que se vaya para su cuarto y que no salga para nada.

-Que pasó mi rey, ya me tienes mi encargo, y la chamaca chula, ¿dónde esta?
-La mande a la escuela, no me gustaba que estuviera de floja todo el día.
-¿Y eso pa' que le va a servir? si de puta ya ninguna se sale.
-Que te pasa cabrón no me la ofendas.
-¡Uy! que sensible me salió el putito, ¿oíste?
-Esta bien, no me importa que hagas con ella, ¿dónde están las fotos?
-Ahí están, en el sobre que esta en la mesa.
-Me quieres ver la cara de pendejo o que. Esta no es la chamaca, si se ve más usada que mi pinche carro. Dónde están las fotos que te pedí, te dije que si no era la niña tenía que ser algo mejor.
-Es que es lo que pude encontrar. No mames,  es solo una niña cabrón.
-A mí me vale madres, así fuera tu hija pinche pendejo, te dije que era lo que te iba a pasar si no me tenias listo el trabajo.
-No seas ojete dame unos días más.
-Pues que piensas que soy que o que, ni madres cabrón, ¿dónde están las fotos?
-Mira compa, lo que me encontré entre las mugres de esta pinche casa.
-No que en la escuela pendejo, ahora si vas a saber lo que es no cumplirme.
-¡No!, No le pegues por favor, déjalo, no le pegues a mi novio, déjalo en paz.
-Mira que linda tu niña, no que tu prima pinche culo, si ya te la chingaste ¿verdad? Mira tu, el que se daba golpes de pecho.
-Oye, pues si ya no esta nuevecita, pues ni modo, tendremos que probarla, enseñarle lo que es bueno, porque con este cabrón pues que carajos va a aprender.
-No la toquen hijos de su puta madre, si lo hacen algo los voy a matar. ¡Déjala, déjala!.
-Mira cabrón, yo hago lo que se me da la gana, y mejor cállate, porque si no te reviento el otro ojo y de paso el hocico pa´que te calles.
-Hazme lo que quieras pero ya no le pegues, déjalo en paz, mira, ya me estoy quitando la ropa, ¿así te gusta?
-Mira compadre, si ya lo trae en la sangre la muy putita. Ándele cuídeme a este pendejo no se vaya a querer pasar de listo, mientras le doy su repasadita a este bombón.
-Suéltala pinche puto, déjala, no te atrevas a hacerle nada.
-Mira cabrón ya me estas hartando, aquí te van tus buenas patadas para que se te quiten las ganas de no cumplirnos, después unos buenos cates en el hocico pa’que te calles.
-¿Que paso compa?, ahí esta la chamaca, esta rebuena, toda apretadita, y huele bien rico. Que paso, con este cabrón, si es pura masa sanguinolenta.
-Es que se quiso pasar de vergas y pues me lo tuve que chingar para que se le quitara lo machito. Bueno con su permiso déjeme llegarle a la nenorra.
-Mira cabrón, mejor dame las fotos, porque si no, te voy a dejar peor que mi compa, además, hemos sido buenos con ella mira que le puede ir peor, y tú lo sabes. Así que por que no la piensas bien, me das las fotos, te doy lo que haga falta de lana y todos felices y contentos, es más, te la llevas de vacaciones a la playa.
-Ya vez, que te costaba desde un principio, pero nos tienes que hacer enojar, cabrón. Ahí esta tu pinche dinero.
-¿Que compadre, tan pronto?.
-Hijole compadre, es que con esa zorra ni como aguantarse si esta re’buena.
-Bueno, ya nos vamos mi George, yo que tu iba corriendo a ver al bombón, porque se me hace que fui mucho hombre pa’ la nena y esta sangrando como cerdo en matadero.
El George se mueve lo más rápido que el dolor le permite hasta el cuarto donde yace su Maruca, pero a la mitad del camino la ve salir con la ropa rasgada y llena de sangre, con algunos golpes en la cara. Ella al verlo arrastrarse corre a su lado, se hinca junto a su amado y lo arrulla en su regazo.

-Ya amor mío. Sé que no fue tu culpa, es el precio que se tiene que pagar. No tienes que pedir perdón, ya te perdone, porque sé que tu me vas a recompensar, me vas a hacer famosa y cuando eso pase no me acordaré de lo de hoy, seremos felices, yo actuando y tu el fotógrafo de la artista más famosa del mundo. Shhhh, descansa, te hace falta. Si, cierra los ojos, cuando los habrás aquí estaré para ti. Te amo.






9.29.2010

Si pudiera

Si puediera abrir las alas y volar hasta ti,
si pudiera perderme en la calma de tus ojos cuando me miras,
si pudiera tan sólo despertar junto a tu aliento cálido cada mañana,
si pudiera ver como iluminas lo que te rodea con tu mirada,
si pudiera pedir al cielo que te regrese a mi,
si pudiera amarte para siempre,
si pudiera olvidarme de ti,
si pudiera dejar de amarte.
Si pudiera hacer muchas de las cosas que quiero contigo
no te amaria como te amo,
no te desaria como te deseo,
no te extrañaria como te extraño...
Si pudiera volverte a la vida,
si pudiera morir y yacer junto a ti.
Si pudiera,
tan sólo si pudiera.

8.26.2010

¿Jugamos?

-->


La delicadeza de su piel, su blancura, sus pequeños bellos erizando a mi roce, su bello rostro compungido, sus ojos negros, grandes, llorosos y suplicantes, su hermoso pelo rojo. Toda ella era una visión, un ángel caído en desgracia. Parecía un corderito espantado, tirada en un rincón, suplicando con su mirada por su salvación. Sí, tenía miedo y se veía hermosa de esa manera. 
Desde que la vi por primera vez supe que ella era la indicada: su sonrisa me hipnotizó desde la primera vez. Sabía que su hermoso rostro no tendría igual, que sería mi obra maestra. Debo admitir que dudé, que tuve miedo de perderla, pensé que quizá era demasiado frágil, pero verla un día tras otro fue demasiado y hoy simplemente no pude más, mientras sus amigas se distraían la atraje hacía mi, sabía que era bondadosa y no se resistiría a ayudar a un pobre mujer necesitada 
-No me decepcionaste angelito, fuiste en mi ayuda sin que te lo pidiera, pero no llores más muñequita, que se te corre el maquillaje. -
Será necesario darle un baño y la ropa adecuada, no se puede presentar así a cenar, ¡no, no, no!, el glamour ante todo, creo que el vestido negro resaltara su blancura, ¡Oh Dios! es tan bella, tan blanca, casi pareciera muerta. ¡Sí! el vestido negro de tirantes delgados, algo sencillo que no opaque su belleza.
-Ven ángel mío, de pie, con cuidado. No tiembles hermosa, no te va a pasar nada, solo vamos a tomar un baño, con cuidado preciosa, no queremos que te lastimes ¿verdad?, eso es, ahora con cuidadito te voy a quitar tu ropita, ¡ah si!, estos harapos horribles que te hacen ver fea, ordinaria, como cualquier otra escuincla de esas que pululan por las calles, no, no, tu no eres como ellas, tu eres especial, mi Lolita personal, ¿está bien el agua?, deliciosa.
-Pero mi niña, no llores, si no eres más que una invitada a cenar, eso es todo, lo demás es lo de menos. Ven acercarte para lavarte bien ese hermoso cuerpecito tuyo, pero no tengas miedo tontita, ¿qué te podría yo hacer? si, así, hay que lavar cada rinconcito tuyo.-
Es tan perfecta, su cuerpo tan firme, sus hermosos senos redondos y blancos, en su lugar, esos ricos pezones erectos de tono rosado; ¡ah! saben tan delicioso, aún sin haber amamantado a nadie, su vientre plano, sus hermosos bellos púbicos. No cabe duda de que es pelirroja natural, que hermoso olor que despide su piel, su bellos, puedo sentir su calor en mi rostro, ¿Qué secretos guardará su entrepierna?, ¡ah su sexo tan delicado!, tan hermoso, rojo como la sangre y el mejor de los regalos, algo que no puede ser para nadie más que para mi, ese hermoso botón rojo, delicado, esperando por mi para dejar abierta la entrada a la gloria. 
Su cuerpo es casi tan perfecto, casi tan fino y delicado, es hora.
-Ven hermosa, de pie, es hora de arreglarte, la cena está lista y he preparado para ti el más especial atuendo, ninguna antes que tu había sido digna de usarlo, pero tu eres la indicada, eres perfecta. Ven, recuéstate en la cama, déjame secar tu cuerpo desnudo. Pero más perfecto no pudo quedarte, el encaje rojo hace juego con tu pelo, la media copa realza hermosamente tus pechos, ¡ah!, esto tengo que inmortalizarlo. Sí, perfecta, ahora estarás a la cabeza de todas ellas, ésta imagen la llevaré conmigo siempre. Ahora el vestido, sencillo y hermoso, pero no tanto como tu.-
Sí cada vez estoy más segura que es ella, es el retrato vivo de la belleza que perdí.
-Ahora estas lista para sentarte a la mesa, ven, permíteme presentarte a mis amigos: ella es la hermosa madre dedicada, me disculparás que no sea pelirroja natural, pero en mi defensa tengo que decir que lo parecía, me engañó por completo ésta mañana. Él, pues él es el padre dedicado y trabajador, mira que buen porte, casi exacto a papá, solo un poco más joven, pero en lo demás es igualito. Me disculparás por las niñas, pero pensé que eran un matrimonio sin hijos, solo hasta que estuve dentro pude ver que tenían niñas, sé que la escena ya no es igual a la de entonces, pero comprenderás que no podía no invitar a las niñas, sería de mala educación, además son hermosas, míralas, como muñequitas de porcelana, además creo que más que echar a peder el momento sólo lo hacen más perfecto, si tan solo hubieran resistido un poco más, pero es que me emocioné con ellas, quizá el corte fue demasiado grande, las manitas infantiles son mucho más pequeñas que las de mamá y papá, ellos aún están cálidos. Pero basta de charlas, tu cena está servida y como sé que ha sido todo tan repentino y no has tenido tiempo de aprenderte tus líneas las diré yo por ti, tu slo tienes que interpretar:
Papá, mamá, he decidido que quiero ser actriz, soy hermosa y todos deberían adorarme, nací para que todos me miren, para que todos se pongan de pie ante mi aparición, eso es lo que más deseo en el mundo y creo que me lo merezco. ¡¿Qué?! ¿cómo que tengo que estudiar? ¡No!, eso no es ninguna tontería, tampoco estoy loca, pero papá, qué importa que seas el director de la facultad de estudios avanzados en X carrera y mamá, las vecinas no dirán nada malo de mi, claro que estoy siendo superficial, soy hermosa y no tiene nada de malo, ¡NO, NO SOY UNA ESTÚPIDA, USTEDES SON ESTÚPIDOS, CALLENSE, CALLENSE, MALDITA SEA!...-
Ah, pobres estúpidos, merecían morir, merecían lo que hice, jamás supieron complacerme, no les interesó entenderme, siempre fui una decepción para ellos, cuando no quise seguir sus estúpidos pasos de intelectuales, jamás comprendieron que yo había nacido para el estrellato, yo tan hermosa que era, blanca, de ojos grandes y expresivos, con mi hermoso cabello rojo, mis manos delicadas, simplemente angelical.
-Y ahora estas tu aquí, mi ángel precioso, tan hermosa como yo a tu edad. No, el mundo no ha sabido valorarte, por eso te he traído conmigo, por eso te he presentado a mi familia, para que me entendieras, para que comprendieras que debemos estar juntas porque nadie te valorará como yo, nadie. Pero hermosa, no has probado tu cena, ¿no tienes hambre? que más da, debes estar cansada, vamos, necesitas tomar una siesta.
Ven recuéstate aquí, junto a mi, tengo tantas cosas que enseñarte aún, eres tan inocente, tan pura, ven, acércate a mi, no tengas miedo -
Ese hermoso temblor, le voy a enseñar lo que es el placer. ¡Ahhhhh! jamás pensé que ésta sensación fuera ten poderosa, mis dedos resbalando por su entrepierna, el olor es tan embriagante, siento que me pierdo en un remolino de sensaciones.
-No llores ángel, sé que el dolor es fuerte, pero el dolor y el placer son inseparables, verás que después de unos minutos el dolor se irá y todo será placentero, te daré un besito para calmarte, un beso como nunca te lo han dado...- 
¿Por qué ángel mío?, ¿Por qué me haces daño?.
-¿Quién eres?, ¿qué eres? ¡MONSTRUO!-
--¡Basta!, ya me cansó tu juego estúpido, vieja decrépita. Intenté jugar a tu juego, pero es tan aburrido... ¿Ahora quiÉn suplica? pobre anciana, no eres más que un costal relleno de sangre que se pudre día con día, tu cuello en mi mano es más frágil que una hoja de papel, basta con que me diera la gana cerrar el puño para quitarte la vida, ni siquiera me apetece jugar contigo. ¿Te preguntas cómo es esto posible? Jamás lo entenderías, hay cosas ahí fuera lejos de tu alcance, demasiado complicadas e increíbles para que puedas comprender. Es suficiente, me he cansado de ti y de tus sucios juegos, no solo me has arrebatado de mi cena, esas hermosas estudiantes, algo que jamás sabrás apreciar, sino que me he tenido que soportar tus tonterías, estas loca, vieja y loca. ¿Sabes quÉ me pone furiosa?, no, que vas a saber; que hayas desperdiciado tanta sangre, como si supieras su valor verdadero, como si comprendieras lo que significa arrebatar una vida. Me cansé de tu mirada aterrada, no eres peor que esos cuatro cadáveres que  yacen en el comedor, no tienes más vida que ellos, por eso me aburren tanto los humanos, ensucian todo a su paso. Me das asco, te perdonaría la vida, pero no lo mereces.
Ni siquiera tu sangre tiene algo de apetitoso, hace muchos años que estás muerta, eres insípida por fuera y por dentro... pero... te voy a enseñar lo que es estar muerto sin morir.
No llores, ¡maldita sea!, solo fue una mordida... ahora ven, bebe, todo pasará, todo el dolor y sufrimiento se quedarán contigo, todo lo demás se perderá con el tiempo, bebe mi ángel marchito, ya no estás sola, ahora me perteneces.--

Constipada

Estoy constipada, tapada, simplemente no puedo defecar ideas, letras, escritos. Todo se ha agolpado en mi cabeza intentando salir al mismo tiempo y se ha convertido en una masa asquerosa y amorfa que no puede salir, simplemente estoy constipada. No sé si exista algún laxante mental, quizá un edema cerebral, algo.
Ni volteandome de cabeza sale nada.

Maldita sea.

7.22.2010

Declaración


Soy, aunque no lo parezca, una mujer sensible, que le gustan las sorpresas agradables, a la que nunca le han regalado flores (al menos un hombre), y le gustaría saber que se siente al menos una vez en la vida. Soy una mujer que goza del sexo como algo natural, pero odio que se me tome como objeto sexual nada más, me gusta como soy, pero como toda persona, tengo conflictos conmigo, a veces me quiero, a veces no, así que no presiones cuando digo a no a mostrar algo. Soy necia, de carácter fuerte, difícil de trata muchas veces, pero también soy tierna, cariñosa y muy apasionada. Es fácil que me enamore yo sola de las personas, pero muy difícil que me desenamore, y por lo general soy yo la que se enamora, creo que nunca nadie se ha dado a la tarea de enamorarme.
No es que el físico no me importe, una persona que dice que no vio algo físico en su pareja miente, simplemente mis estándares de belleza no son los mismo del común, y muchas veces me apasiono por personas "feas", pero que tienen mucho que ofrecer. Es, para mi, de vital importancia que pueda compartir gustos con mi pareja, musicales, cinéfilos, literarios, etc., no que nos gusten exactamente las mismas cosas, pero sí que podamos hablar al respecto, y porque no, hasta una que otra conversación medio acalorada sobre lo que consideremos bueno o no.
No me creo los elogios, porque sé que muchas personas no son honestan, solo lo hacen para sacar provecho y después se olvidan de lo que dijeron, no me gusta salir herida, por eso he aprendido a cuidarme, tal vez demasiado, por eso soy tan desconfiada, pero una vez que confío en alguien, esa confianza es incondicional, y una vez que se pierde, jamás se recupera.
No me gusten que me hablen fuerte, que me mientan, que me griten o me insulten, mucho menos que menosprecien mis capacidades, se me hiere fácilmente aunque no lo demuestre. Soy una llorona de closet, jamás me veras llorar (o muy difícilmente), pero eso no significa que no lo haga.
Estoy enamorada de mi pasado, de mis fantasmas, de mis errores, de mi gran amor, jamás te compares con él porque saldrás perdiendo, pues es un espejismo de lo que fue, y ahora solo conservo lo bueno, aunque te ame, jamás será como a él.
La vida me parece a veces aburrida, a veces interesante, otras tantas dolorosa. Lucho contra el deseo de la contemplatividad absoluta, a veces solo quisiera salir volando, sin penas, sin responsabilidades, sin expectativas que cumplir.
Soy una mujer como cualquier otra, que en el fondo desea nada más que protección, soy diferente a todas, luchando por mi independencia, sin pedir ayuda aunque la necesite.
Conservo como único tesoro mi pequeña manzana blanca mordida, la bolita de pelos que dormita a un lado mío, que mientras respira tranquilamente me roba un minuto de vida y está ansia de sacar lo que traigo dentro del pecho, esperando así llenar el vacío que me consume día con día.
Y al final del día no soy más que un cuerpo inerte que ocupa en espacio en el espacio, perdiendose en los bien delimitados confines de cuatro paredes, en la bastedad sin espacio de mi cerebro.

Niño bonito

Tu voz sonó nerviosa en el auricular, -esta noche, paso por ti a las ocho... Si?-, preguntaste queriendo sonar imperativo, pero no pudiste controlar el temblor en tus palabras, cualquiera que te escuchase pensaría en un hombre de casi 30 años, nada parecido con tus apenas 19, algo que me volvía loca de ti. - A las ocho tengo una cita, nos vemos a las diez en el café donde nos conocimos -, Colgué. Realmente no había nada importante que hacer, pero quería hacerte esperar, era parte de la lección.
Me preparé especialmente para verte, me gustaba excitarte con todos los sentidos. Tome un baño largo y perfume mi cuerpo desnudo con esencia de lavanda, quería que te grabaras mi aroma, me puse los jeans que tanto te excitaban, sin nada debajo, el brassier de encaje negro que tantas noches te había modelado por la webcam y una blusa con un escote que te daba una idea de lo que disfrutarías. El maquillaje era ligero, solo un poco para resaltar esos labios que tantas chaquetas habían inspirado y un poco de negro para delinear los ojos, me gustaba ponerte nervioso tan solo con mirarte.
Llegue puntual a la cita, pero tu ya estabas ahí, la posición de tu cuerpo y las tres tazas de café en la mesa , me decía que llevabas largo rato esperando. Al verme entrar tus ojos dejaron ver la verdad sobre ti, me miraste con lujuria, con deseo, había olvidado que eras un pequeño pervertido en potencia, solo te hacían faltas las oportunidades, oportunidades como la que yo te estaba brindando.
-Estas hermosa-, me dijiste al tiempo que te levantabas para saludarme, el beso innecesariamente largo, el abrazo demasiado apretado, daban cuenta de tu impaciencia,  pude sentir como aspirabas mi esencia. -Gracias, tu no te ves mal. ¿Llevas mucho esperando?-, -No, casi acabo de llegar-, en tus ojos se reflejó un poco de vergüenza, y mi ligera sonrisa burlona no ayudo mucho. -¿Nos vamos?- me pediste. -No, quiero tomar un café, me gustan mucho de aquí, además tengo un poco de sueño, mi cita anterior me cansó-, me estaba portando mal, demasiado mal y me gustaba. Esperaste impaciente a que terminara mi café, yo mentía con el rostro poniendo gesto de aburrida ante tu charla, la verdad es que me gustabas mucho y no quería demostrarlo, mientras te esforzabas por animarme, por encenderme, no sabías que solo tu voz era suficiente, tu rostro nervioso, tu ansiedad. Salimos de local casi a las once de la noche, me pediste que fuera contigo, pero yo llevaba mi auto, así que acordamos en ir cada uno en el suyo, llegamos al departamento que usaba para tales ocasiones, mi marido no estaba en la ciudad, así que teníamos el fin de semana para nosotros.
Te estacionaste detrás mío, mientras buscaba las llaves me sujetaste con fuerza por la cintura y me comenzaste a besar impaciente, me tocabas las tetas con torpeza, rudamente, que sexy era sentirte tan caliente, podía palpar tu erección por encima del pantalón, me calentaste al grado de mojarme, te aparte fingiendo molestia y fastidio, -si te vas a portar como un puberto calenturiento dimelo de una vez, no me pienso jugar el pellejo con un niño-, solté con enfado, -perdona, no era mi intención, es que me pones muy caliente-, -está bien, pero que no se repita, aquí el ritmo lo marco yo- dije severamente, - pasa, sientate, ¿quieres algo de tomar?-dije con más tacto, casi sensual. Nos sentamos en largo sillón de la sala, un sillón de terciopelo café, mullido, tal vez demasiado mullido, era obvio que mi marido no tenía gran gusto, anteponía la comodidad a la imagen, la platica navegaba de tema en tema, sin tocar lo sexual, pero mis movimientos, mis posturas mis roces accidentales te mantenían en fuego. En punto de la media noche ataque, deje a un lado mi bebida, y me acerque a ti, me senté encima tuyo y te comencé a besar, querías quitarme la blusa pero no me deje, quería llevarte al máximo, que no soportaras más, comencé a frotarme mi entrepierna con la tuya -hablame. quiero escuchar tu voz de excitado-, te dije casi suplicante, al decirlo pude sentir como te estremeciste y tu pantalón se sentía más tirante, -me encantas, eres hermosa, excitante, quiero besarte toda, sentir tu cuerpo debajo del mío, metertela por el cu..-, no te deje terminar la frase, me detuve abruptamente y me puse de pie, -si, vas a comenzar con vulgaridades te equivocaste de persona, vete de mi casa por favor- dije con indiferencia, te estaba probando y estaba llevando al máximo, quería provocarte. Tu cara era una extraña mezcla entre sorpresa, molestia y calentura, abrí la puerta y te mire fijamente, - vete -, dije firmemente, te pusiste de pie, tus ojos estaban desencajados, en tu boca se veía tu coraje, la mandíbula trabada, caminaste en dirección de la puerta, te detuviste justo debajo del marco, - ¿qué esperas? vete, no tengo ganas de coger con un niño como tu - te dije en tono burlón, está vez molesta en verdad, porque te estabas dando por vencido, pensé que saldrías en silencio y yo me quedaría con mi calentura, pero me equivoque, volteaste furioso, caliente, como animal en celo, me arrinconaste contra la puerta y me comenzaste a besar, me tomaste con fuerza de las manos, el peso de tu cuerpo me inmovilizaba - me calientas, te quiero penetrar por todos lados, veras que no soy un niño, que no has cogido con nadie como yo- dijiste con calentura, con enojo, con esa voz fuerte y cachonda que me prendía, sonreí con placer, por fin te había llevado a donde quería, sin separarnos caminamos hasta la recamara tirando cosas a nuestro paso. Me tiraste en la cama y te tumbaste encima mío, tus manos se sentían inexpertas, recorriendo con demasiada prisa, demasiado impacientes, torpes. -Calma, tenemos toda la noche, todo el fin de semana, disfrutalo, está será tu lección, así que aprende bien-...

6.26.2010

Jueves músical: Diamanda Galás

La recomendación musical, un poco atrasada confieso, que les presentó el día de hoy es, para muchos, desconocida, una mujer con excelente talento y excelente voz. El audio que les recomiendo en está ocasión no lo encontrarán en otro lado, pues es una grabación en vivo de su concierto de hace un par de meses en Zapopan, Jalisco. Espero que lo disfruten. Agradecimientos especiales a mi sis por proporcionarme el audio.






A continuación un poco de su vida (biografía tomada de su pagina oficial, traducida por una servidora).


Hailed as one of the most important singers of our time, Diamanda Galás has earned international acclaim for her highly original and politically charged performance works, as well as her memorable rendition of jazz and blues. A resident of New York City since 1989, she was born to Anatolian and Greek parents, who always encouraged her gift for piano. From early on she studied both classical and jazz, accompanying her father’s gospel choir before joining his New Orleans-style band, and performing as a piano soloist with the San Diego Symphony at 14.


Considerada como una de las más importantes cantantes de nuestro tiempo, Diamanda Galás es aclamada internacionalmente por sus trabajos altamente originales y politizados, así como por su combinación de jazz y blues. Residente de Nueva York desde 1989, nació en Anatolia de padres griegos, quienes siempre la alentaron respecto a su talento para el piano. Desde muy pequeña estudió música clásica y jazz, acompañando al coro gospel de su padre antes de unirse a su banda de Estilo New-Orleans y tocar el piano como solista en la Sinfonía de San Diego.

In the 70s, Galás played piano in the improvisational scene around San Diego and Los Angeles with musicians such as Bobby Bradford, Mark Dresser, Roberto Miranda, Butch Morris, and David Murray. She made her performance debut at the Festival d’Avignon in 1979, where she sang the lead role in Vinko Globokar’s opera, Un jour comme un autre, based upon the Amnesty International documentation of the arrest and torture of a Turkish woman for alleged treason. While in France, she also performed Iannis Xenakis’s work with l’Ensemble Intercontemporain and Musique Vivante.

En los 70's, Galás tocó el piano en la escena improvisional entre Sand Diego y Los Ángeles con músicos como Bobby Bradford, Mark Dresser, Roberto Miranda, Butch Morris y David Murray. Hizo su debut en el festival  d'Aviignon en 1979, donde interpreto el papel principal en la opera Vinko Globokar, Un jour comme un autre, basada en documentación de Amnistíaa Internacional  del arresto y tortura de una mujer de Turkia. Mientras en Francia, también interpreto el trabajo de Iannis Xenakis con l'Ensemble Intercontemporain and Musique Vivante.

Galás, created the controversial Plague Mass, a requiem for those dead and dying of AIDS, which she performed at Saint John the Divine cathedral in New York City and released as a double CD in 1991. In 1994, Led Zeppelin bassist John Paul Jones and Diamanda Galás sought each other out for a collaboration that resulted in the visionary rock album, The Sporting Life.

Galás creó el controversial Plague Mazz, un requiem por aquellos muertos y enfermos terminales vícitimas del SIDA, que presentó en la Divina Catedral de San José en Newva York, y se estrenó en un CD doble en 1991. En 1994, el bajista de Led Zeppelin, John Paul Jones y Diamanda Galás se buscaron mutuamentes para colaborar en lo que sería el visionario albúm de rock: The Sporting Life.

Over the past two decades, Galás’s wide range of musical and theatrical works have included The Singer (1992), a compilation of blues and gospel standards; Vena Cana(1993), exploring AIDS dementia and clinical depression;Schrei 27 (1996), a radical solo piece for voice and ring modulators about torture in isolation; Malediction and Prayer(1998), a setting of jazz and blues as well as love and death poems by Charles Baudelaire, Pier Paolo Pasolini and Salvadoran guerrilla fighter and poet Miguel Huezo Mixco, occasionally fused with the virtuosic singing of the Amanes(improvised lamentation from Asia Minor); La Serpanta Canta(2004), a greatest-hits collection from Hank Williams to Ornette Coleman; and Defixiones, Will and Testament(2004), a 80-minute memorial tribute to the Armenian, Greek and Assyrian victims of the Turkish genocides from 1914-1923.

Durante las dos últimas décadas, Galás amplió su rango musical y teatral incluyendo The Singer (1992), una compilanción de blues y gospel, Venca Cana (1993), explorando la demencia por SIDA y la depresión clínica, Schrei 27 (1996), un solo radical para voz y sonidos modulados sobre tortura y aislamiento, Malediction and Prayer (1998), una colección de jazz y blues, así como poemas de amor y muerte de Charles Baudeliere, Pier Paolo Pasolini y Miguel Huezo Mixco (poeta y guerrillero Salvadoreño), ocasionalmente fusionado con la voz de Amanes (lamentos improvisados de Asia Menor), La serpanta Canta (2004), una colección de éxitos de Hank Williams a Ornette Coleman y Defixiones, Will and Testamen (2004), un tributo de 80 minutos para víctimas Armenias, Griegas y Asirias del genocidio turco de 1914 a 1923.

Galás has contributed her voice and music to Francis Ford Coppola’s film, Dracula, Oliver Stones’ Natural Born Killers, Spanish/Nicaraguan filmmaker Mercedes Moncada Rodriguez’s El Immortal (The Immortal), as well as films by Wes Craven, Clive Barker, Derek Jarman, Hideo Nakata, and many others. In 2005, Galas was awarded Italy’s first Demetrio Stratos International Career Award. Her much-anticipated CD, Guilty Guilty Guilty, a compilation of tragic and homicidal love songs, was released by Caroline in the U.S. and MUTE UK worldwide on April 1, 2008; You’re My Thrill, will be released in 2009.


Galás ha prestado su voz y música para Dracula, película de Drancis Ford Coppola, Natural Bonr Killers de Oliver Stone, El inmortal de Mercerdes Moncada Rodriguez, así como películas de Wes Craven, Clive Barker, Derek Jarman, Hideo Nakata y muchas otros. En 2005, ganó el premio Demetrio Stratos International Career en Italia. Su disco, "Guilty Guilty Guilty", una compilación de canciones de amor trágicas y suicidas, fue estrenado por Carolina en los Estados Unidos y por MUTE UK para el resto del mundo el 1 de Abril en el 2008. You're My Thrill, fue estrenado en el 2009.

Diamanda Galás Gloomy Sunday



Y lo que buscaban, el Link

6.21.2010

Lunes de letras ajenas

Las letras se visten de luto, está semana se han perdido dos grandes personas, dos grandes escritores, cada uno muy diferente al otro, cada uno igual al otro en su grandeza. Las letras se visten de luto, el mundo guarda silencio y aquí un insignificante homenaje.

ENSAYO SOBRE LA CEGUERA








Q.E.P.D.

6.17.2010

Las edades de Lulú

Siguiendo el tono sexoso del blog, comenzaremos las recomendaciones literarias con un excelente libro que conocí hace ya algunos ayeres.

Las edades de Lulú de Almudena Grandes, es una historia de amor que a simple vista pareciera un relato "perverso", lleno de sexo y tal vez hasta simple, pero nada más alejado que eso. Almudena nos muestra hasta donde es capaz de llegar el ser humano cuando se sume en la más terrible de las soledades y cuan grande puede ser el amor, cuan grande y cuan enfermo.
La historia nos relata a una adolescente que es seducida por un chico mayor, socialista y juntos comienzan una relación tortuosa, dónde Lulú es la más perjudicada, pues se adentra en un mundo sadomasoquista, donde llegará hasta lo más profundo para entender quien es ella. En el camino de Lulú y de la historia misma, el lector se exitará, se enojara, se enamorara y aunque no lo quiera, querido lector, tendrá deseos de llorar, si como no. Eso sí, si es de corazón débil o alta moral, no se lo recomiendo porque hay sexo y al por mayor, eso sí, bien justificado y deliciosamente detallado. Podría pasarme toda la tarde echando flores al libro, pero mejor vamos a lo rico: la lectura!!!!

Y he aquí el link




Las edades de Lulú

La secretaria

Reparto: James SpaderMaggie GyllenhaalJeremy DaviesLesley Ann WarrenStephen McHattiePatrick Bauchau
Director: Steven Shainberg
Año: 2002
Género: Comedia
Idioma: Inglés



Está historia va más allá de la simple comicidad, de hecho no estoy tan segura de que sea cómica, es más bien ácida, fuerte y muy reveladora, situada en una sociedad conservadora donde una chica tímida, introvertida y con inclinaciones por la automutilación descubre que hay "diferentes" formas de amar. Al mismo tiempo vemos la transformación del co-protagonista de la historia, un joven abogado con tendencias obsesivas, quien inicia un viaje ácido para reencontrarse así mismo y aceptarse como es. Las actuaciones son excelentes, puede ver el conflicto interno-existencial en cada uno de los personajes, la historia está bien elaborada, acompañada de una gran atmósfera y escenarios que completan el cuadro. Altamente recomendable.




Cómo había mencionado antes, mi pésimo internet no me deja subir archivos a internet, por lo tanto no hay manera, por el momento, de que una servidora pueda proveer un link de descarga propio, sin embargo hay una excelente noticia, para ver está película no tienes que descargarla, la puedes ver en Línea en www.floow.com, una excelente página para ver pelis y series online.

Aquí para ir directo a ver la película




Clip de youtube


6.16.2010

Es por eso que él no es el de mi sueño

     Esta noche ha sido un infierno. El maldito calor, los mosquitos, la falta de sueño primero y el estupidizante sopor después, caer en ese sueño pesado y profundo como Alicia en el agujero del conejo, donde cada capa es aún más oscura que la anterior; solo que yo no caigo hacía abajo, voy cayendo hacía un lado, no sé como es que pueda suceder, ahora que estoy en vigilia ni siquiera puedo recordar la sensación de caer de lado.  Sin saber como, llego a la casa que habitara físicamente tiempo atrás, dónde tu me esperas, sentados en la cama, platicamos de todo y de nada, como una noche más en nuestra cotidianidad, sin embargo algo perturba ese momento: un estruendo en la calle, un bullicio ajeno a nuestro momento y nuestra realidad. Quedamos estáticos por unos momentos, en silencio, en espera de saber que pasa afuera, pero el bullicio calla de pronto, se hace el silencio, sin embargo cuando la paz reina a nuestro al rededor, algo ya se ha interpuesto entre nosotros,  simplemente te has dado cuenta de que este no es tu lugar, ni son tus brazos los míos. Me miras con esos ojos que dicen más que tu boca y te giras sin decir adiós, mis brazos aún hambrientos de los tuyos corren a abrazarte, al hacerlo siento como tu cuerpo se estremece, te detienes con deseo de corresponder a mis brazos, tus ojos de nuevo me dicen lo que quiero escuchar, pero tu boca me roba esa satisfacción: "Tengo que irme, es necesario" me dices sin quererlo, puedo verlo en tus ojos, sufres más que yo por la situación. Es momento de hacer los que se tiene que hacer: "El que aún te desee no significa que aún te ame, podemos ser amigos sin temor a nada más serio, dame un beso", te digo al tiempo que sostengo tu rostro con ambas manos, sonríes, pero me queda la duda si lo has hecho por sentirte aliviado o porque has descubierto mi mentira. Cierras los ojos y me besas, en tus labios termino por encontrar lo que he buscado en cada uno de tus movimientos, tu amor. El beso se me antoja demasiado breve, pero como todo tiene que terminar. Y así como el beso, el sueño termina, despierto con nostalgia en el cuerpo, con tu sabor en los labios y tu aroma en mi ropa.
     La noche aun es joven y mantiene con vida la oportunidad de compartir contigo aunque sea un momento a través de la virtualidad del espacio imaginario. Con entusiasmo y deseo en los dedos, te busco, te llamo, te platico, y tus respuestas me sepultan tres metros bajo tierra; eres frío, distante, eres otro. Se me  había olvidado que las cosas ya no eran como antes. Desilusionada, me digo que será la última vez, que en adelante serás tu quien sienta mi frío, mi lejanía, sin embargo no puedo y con un sabor amargo en el cuerpo, me despido, no sin antes recibir la última estocada, pues tu última palabra no es más que monosílabo.
Definitivamente no eres el de antes, no eres el de mi sueño.

6.15.2010

Pelea

Es una constante lucha, opino, la que hay entre cabeza y tripas, entre razón y sentir, entre decisión y acción, la más de las veces gana el arrebato sin sentido del segundo, no sin consecuencias con las que tendrá que lidiar el primero.
Es así que las cosas pasan o no en nuestras vidas, en constante lucha y forcejeo entre lo que hacemos, lo que queremos hace y lo que debemos hacer.
Habrá a quien nos gane más la razón, habrá a quien nos gane más el corazón, habrá aquellos que logren cierto equilibrio. La cosa es que no somos absolutos en este sentido, pues sin importar la persona, en algún momento nos ha de ganar el contrario; si somos gente pensante, en algún momento hemos simplemente de hacer lo que pida la tripa, la entraña; si somos gente que siente, habrá un momento en que no sentemos a reflexionar. Esto es como la objetividad, simplemente no hay tal al 100 por ciento. Y si llegase a existir dicho personaje, que en toda su vida no pruebe lo contrario a su quehacer habitual, es una persona a medias, es media persona, medio humano y sin dudas a de tener una vida aburrida, monótona, una existencia vacía y, a mi parecer, no muy larga. En mi caso, deambulo de extremo a extremo, dependiente de la situación, de la persona, del momento en mi vida, del contexto en general; no digo que sea lo correcto, o que tenga éxito en mis decisiones, simplemente así vivo.
Y en está lucha interna de cada quien, el único herido es uno mismo, el todo que comprende a nuestra persona, pues si falla el corazón no es la única parte del cuerpo que salga lastimada, lo mismo si es el cerebro, la razón, la que no acierta.
Es, pues, por eso, que las decisiones tiene que tomarse considerando ambas cosas, el todo que comprende a uno mismo, al otro, al momento, al lugar, etc., así al menos, será más fácil enfrentar el error y la consecuencia de la decisión.
Así que salgamos y tomemos decisiones sin remordimiento pero si con conciencia, la cual no está peleada ni con la razón, ni con el sentir, al contrario es la mediadora.
Al menos espero que, en adelante, me de resultado.

6.11.2010

Mad World - Gary Jules

Recomendación acidita para el fin de semana.


Traemos hasta este blog, y está nueva sección de recomendaciones musicales, está rolita ya harto conocida. Tiene su historia con el famosísimo grupo R.E.M. y la película Donnie Darko, después Gary Jules la convierte en un hitaso, incluso apareciendo en un video juego.
Así que aquí la tienen directo de youtube con el video hecho por Jules.

Enjoy!!!!



6.09.2010

El niño que nunca durmió



¿Qué se esconde en lo rincones más minúsculos cuando se oscurece? Con temor Fabian pensaba eso todas las noches cuando se iba a la cama. Apenas ponía la cabeza sobre la almohada y sentía que algo debajo de él cobraba vida, el pavor lo atormentaba día y noche. Sus padres inmersos en su vida adulta no notaban la falta de descanso que comenzaba a hacer merma en la salud del pobre niño.
En las mañanas cuando se levanta para ir al colegio, Fabian sentía que su cuerpo pesaba y pesaba cada vez más, hasta que un día ya no fue capaz de levantarse, sus padres, asustados corrieron al hospital. Fabian estaba gravísimo, alucinaba, entre delirios gritaba que algo lo perseguía, que estaba en espera de él, que todas las noches se subía encima suyo y no lo dejaba moverse ni respirar y que le hacía daño.
Los médicos intentaron de todo para ayudar a Fabian, le dieron medicamentos para dormir, calmantes, lo ataron a la cama, pero todo era imposible, simplemente nada funcionaba, un miedo atroz le torturaba. Apenas cerraba los ojos e imágenes aterradoras venían a su cabeza.
Dos semanas duró en ese estado hasta que una día no pudo más, su pequeño cuerpo sucumbió ante el estrés y la falta de descanso y su corazón dejó de latir.
Ni siquiera cuando lo preparaban para su sepelio pudieron cerrarle los ojos.
Cuando la familia se disponía a darle el último adiós, Don José, abuelo de Fabian, se acerco hasta el féretro, con cierto temor hecho un vistazo al cuerpo sin vida y casi cae de espaldas al percatarse de que Fabian lo estaba viendo, sus ojos abiertos lo miraban, con odio, con desprecio. Don José salió corriendo de la habitación, huyendo de esos ojos que le seguían, que le recriminaban la culpa de una muerte prematura, una muerte que ahora no le dejaría dormir a él, que lo torturaría como él lo hacía noche tras noche con el pobre Fabian.

4.26.2010

Muerte

Morimos cuando debemos de morir, por una razón, por un motivo, simplemente porque debemos de morir. No hay más misterio en ello, no hay destino ni designio divino. La gente muere porque sino el caos.
Morimos y ya.

4.25.2010

Epitafio

El amor se me escapó por los poros,
he intentado detenerlo en contra de su voluntad,
lo mantuve prisionero durante años,
pero está tarde se ha escapado,
ha encontrado el camino a través de mi sangre,
de mi piel, de mis poros y a logrado salir de mi.
Me ha dejado con una sensación de ligereza,
me siento delgada, liviana.
Lo retenía porque pensaba que me quedaría sola,
que el vació sería inmenso,
que me tragaría hasta volverme nada.
Pero estaba equivocada,
hoy somos libres
para volver a ser lo que éramos
cada uno por su lado,
cada uno en su camino,
quizá viendo de cuando en cuando lo que hace el otro.
El amor se escapó por los ojos,
tu amor se filtró por mis costillas,
por mis venas, se fue poco a poco,
en cada latido y en cada suspiro.
Ahora en adelante,
cuando escuche aquellas notas,
que flotaban en el aire la primera vez,
recordaré la grandeza de los días
en que fuimos ambos prisioneros del otro.
pero habrán pasado los años,
los amores y el tiempo,
y de aquel amor, sólo habrá el recuerdo.
Hoy, el amor se me escapó por los poros.
Hoy no te amo más.